15 de octubre: Unidos por un cambio global

Tras las constantes muestras de insensatez, inoperancia y falta de valentía, tanto de nuestros políticos como de los responsables económicos, miles y miles de “economistas” que trabajan en los numerosos organismos gubernamentales (Banco Mundial, Reserva Federal, Banco Central Europeo, bancos centrales nacionales) y privados de todo tipo, que han sido incapaces de ponerse de acuerdo y de tomar medidas adecuadas y eficientes para solucionar la ya larga crisis en la que estamos inmersos.

Tras las insistentes y descontroladas acciones de bancos, agencias de valoración (rating) y especuladores, que, con sus rumores y acciones interesadas, cada vez empeoran más las cosas.

Tras ver que la mayoría de medidas se cargan sobre los contribuyentes y no sobre los responsables de esta situación, no podemos dejar de pasar la oportunidad de sentirnos plenamente identificados con los siete motivos que Ignacio Escolar publica en su blog (http://www.escolar.net/) para reflexionar y apoyar las manifestaciones que van a tener lugar el 15 de Octubre en 951 ciudades de 82 países (www.15october.net):

  1. Porque no fueron ni los trabajadores ni los parados ni los profesores ni sus alumnos ni los médicos ni sus pacientes ni los pensionistas ni nuestros hijos quienes hundieron la economía. Pero sí son ellos, somos nosotros, los únicos que lo vamos a pagar.
  2. Porque quiero un modelo fiscal donde cada cual aporte según su capacidad y cada cual reciba según su necesidad. Porque exijo ese “sistema tributario justo, inspirado en los principios de igualdad y progresividad” que me prometió el artículo 31 de la Constitución.
  3. Porque la Constitución también me dijo que “la soberanía nacional reside en el pueblo español”, no en el Banco Central Europeo o en Wall Street.
  4. Porque si hay dinero público suficiente para volver a rescatar a los bancos, a las cajas o a sus millonarios directivos, también debería haberlo para ayudar a esas familias hipotecadas que lo pierden todo porque no pueden pagar.
  5. Porque las desigualdades económicas aumentan y me niego a que sea la eficacia, sin la equidad, el único patrón para medir el éxito de una sociedad.
  6. Porque tal vez no sirva de nada. Porque tal vez nada vaya cambiar. Porque puede que sólo nos quede la protesta y la palabra. Pero lo que seguro que será completamente inútil es quedarse en casa y esperar sentado a que todo se solucione sin más.

No podemos admitir que de esta crisis sólo podamos salir callando, resignándonos y, lo peor, renunciando a todos los logros sociales que tantos años costó construir. Por tanto, salgamos a la calle, este sábado 15 de octubre, para pedir al mundo un cambio global a mejor y una revisión de este caduco sistema económico.

Si quieres recibir en tu correo los artículos de Medio en serio medio en broma, en el mismo momento de su publicación, haz clic en el botón Suscríbete.

Licencia Creative Commons
Medio en serio, medio en broma por Ángel Álvarez se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

Anuncios

Publicado el 15 octubre, 2011 en Acción social, Indignación y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Sé que esto no es “políticamente correcto”, pero me sublevo con el principio de equidad y progresividad impositiva, para mí, otra gran mentira de las que damos como asumida por inercia:

    1.- Que los tipos impositivos sean crecientes con el nivel de renta significa que si ganas más, pagas más, POR PARTIDA DOBLE: Por la base, y por el tipo. Y eso me parece injusto, sobre todo, porque el tipo máximo del IRPF está a más de dos dígitos por encima del tipo máximo del Impuesto de Sociedades.

    2.- Que igual que yo pago el mismo precio por una barra de pan (alimento de primera necesidad) que una persona con mayor o menor nivel de renta que la mía, no entiendo por qué yo no tengo acceso a determinadas becas de estudios, precisamente por mi nivel de renta. ¿La educación no es acaso un bien de primera necesidad, también?

    Se me ocuren multitud de ejemplos de injusticia fiscal histórica no cuestionada.

    Menos justicia fiscal para vagos, y más cultura del esfuerzo…¿Quién se sigue creyendo que el todo gratis no lo pagamos con nuestras deducciones?

    • Ángel Álvarez

      Muchas gracias por tu interesante comentario, cuyo desconocimiento es, desde mi punto de vista, una de las causas que justifican tanta querencia a las nóminas y tanto rechazo al emprendimiento.
      Estoy contigo en que, en muchas ocasiones, nuestra falta de información sobre este tipo de cosas (potenciada porque a muchos no les interesa aclararlas), nos hace equivocarnos, tanto en nuestra forma de pensar como, en consecuencia, en nuestra forma de actuar. Por eso, creo que es una de las mejores razones por las que debemos EXIGIR a quienes nos “gobiernan” menos populismo y demagogia y mayor transparencia informativa.
      Aunque mucho me temo que, una vez más “con la Iglesia hemos topado”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: